EZEQUIEL     BENÍTEZ     DOMÍNGUEZ (cante):

   Nació en Jerez de la Frontera (Cádiz) en el barrio de Santiago en el año de 1979, desde muy pequeño bebe de la gran fuente de sabiduría de su padre Alfredo Benítez, conocido aficionado en toda España. Con catorce años decide subirse por primera vez a un escenario y desde entonces no ha parado de trabajar en solitario por toda la geografía española y por muchos puntos del mundo. En 1997 ganó el primer Premio de Jóvenes Valores de Jerez y un año más tarde obtuvo el del Cante por Livianas de Puerto Real. En el 1999 se alzó con el Yunque flamenco de Cataluña y en 2000 fue finalista del concurso de Jóvenes Intérpretes de la Bienal de Sevilla. Su cante es muy ortodoxo, de pura escuela jerezana, aunque eso no limita a Ezequiel a la hora de elegir sus escenarios, pues recientemente ha participado incluso en el cartel del Espárrago Rock que se celebra en su tierra. Destaca así mismo como compositor que cantar importantes artistas como India Martínez, entre otros.

ANTONIO      PEÑA    CARPIO     “EL     TOLO” (cante): 

    Nace en Jerez en 1972 el seno de una amplia ralea cantaora que viene de su abuelo “El Berenjeno” y su abuela “La Chalá” y que lo une con la sangre de importantes sagas como los Carpio (sus tíos son El Garbanzo y El Mijita); los Moneos o los Agujetas. Se inició muy pequeño con el espectáculo España – Jerez de la academia de Ana María López y ha formado parte de diferentes compañías, recientemente como una de la voces principales de la bailaora María del Mar Moreno. Hasta grabar primero con “La Nueva Frontera del Cante de Jerez 2008” (BBK) y luego un disco en solitario “Tolo que siento” (Bujío) en el que participó Manuel Moreno Junquera “Moraíto”, entre otros importantes guitarristas. Su eco está considerado un fiel reflejo de La Plazuela de Jerez y tiene matices muy raciales lo que convierten a El Tolo en un fiel representante de la forma de decir el cante de la gitanería jerezana.

MELCHORA     ORTEGA    (cante): 

   INMACULADA ORTEGA PÉREZ, más conocida artísticamente como MELCHORA ORTEGA, nació en Jerez en 1972. Empieza haciendo voces de coro con "Niño Jero y su banda", dándole éste la oportunidad de tener sus primeras experiencias televisivas y grabaciones discográficas. Comienza su recorrido en ferias por toda Andalucía haciendo cantes festeros. Pronto se sienta a cantar por derecho, entrando en el ciclo "Nueva Sabia Flamenca de Santiago" en la peña Tío José de Paula.

   En 1994 obtiene el 2º Premio en los cantes básicos en el XI Concurso de Cante de la Llagosta (Barcelona). En 1997 se hace con el 1º Premio de Cante de Compás en Mairena del Alcor (Sevilla). Esto le abre las puertas para entrar en el mundo peñístico de Andalucía y sus festivales compartiendo cartel con artistas ya consagrados: Peña Flamenca La Bulería (Jerez), Peña Flamenca Luís de Córdoba (Villanueva de la Reina, Jaén), participa en el V Festival de Valencia, I Muestra Flamenca de Badalona dedicado a los jóvenes flamencos. Viaja en varias ocasiones al extranjero estando en países como Italia, Holanda y América.

JOSÉ      IGNACIO      FRANCO      (guitarra): 

   José Ignacio Franco nace en Jerez de la Frontera, en 1978. Muy joven comienza sus estudios de guitarra en la prestigiosa escuela que dirigían los acreditados profesores José Luis Balao y Manuel Lozano “el Carbonero” de la que han salido buena parte de las mejores guitarras jerezanas de la actualidad. Formación que completa, en lo que respecta el acompañamiento al cante, en la escuela de Domingo Rosado, con quien hace sus primeras apariciones públicas en peñas flamencas de la provincia de Cádiz y algunos festivales. Su toque se adhiere a la llamada escuela jerezana, esto es rica en matices tradicionales, con mucho compás y con especial atención al cante. Esto le valió para ser reclamado por algunas figuras del cante jerezano, como Miguel Flores Quirós “Capullo de Jerez” o Luis “El Zambo”, así como otros muchos. Desde hace unos años es la segunda guitarra del prestigioso guitarrista Paco Cepero, con el que ha ofrecido conciertos por toda Europa y Latinoamérica, completando su formación también como solista. El acompañamiento a grandes figuras del cante la alterna con su propia academia de guitarra que cuenta con numerosos alumnos llegados de todo el mundo.

ESTRENO REVOLUCIONES 78 POR MINUTO. SALA BBK - EL TOLO

REVOLUCIONES      78      POR      MINUTO

   Un viaje didáctico por los cantes imprescindibles de la historia del flamenco

Cante: Ezequiel Benítez, Antonio Peña "El Tolo", Melchora Ortega Guitarra: José Ignacio Franco.

    -1. Génesis y desarrollo del espectáculo en 3 tomas:

Primera toma: La necesaria relectura de los grandes clásicos del cante flamenco. El proyecto de este espectáculo nace con la clara vocación didáctica de retomar y revisar el estudio en profundidad de las joyas imprescindibles del cante flamenco. Muchas de ellas, grabadas a principio del siglo pasado se erigen hoy día en los cimientos del arte jondo.

   Como todo movimiento cultural y musical estas columnas sustentan su verdadera razón en unas obras

intemporales que nos legaron los grandes maestros en la considerada “Edad de Oro” del flamenco (1909 – 1929,

aproximadamente). Hoy se erigen en piezas de obligado conocimiento para quiénes se asoman a la verdad de este

arte, Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

   Nombres como Don Antonio Chacón, Manuel Torre, La Niña de los Peines, Manuel Vallejo, Pepe Marchena…

aportaron en su época auténticas revoluciones estéticas que el tiempo se ha encargado de fijar como elementales.

Segunda toma: los grandes clásicos del arte flamenco y las vanguardias europeas

   Dado el carácter eminentemente didáctico del espectáculo, a modo de introducción se proyecta un breve

documental histórico que patentiza la conexión de las vanguardias europeas (finales del siglo XIX y principios

del XX) con el movimiento estético de estos grandes intérpretes del flamenco. Quienes a su vez sirvieron de

inspiración para este movimiento vanguardista una vez llegado a España por diferentes conductos.

   Mediante este breve documental se explica cómo, superada una etapa de materialismo y cientificismo, surgen nuevas corrientes intelectuales y estéticas basadas en la búsqueda de nuevos horizontes artísticos. Abanderadas por el Avant – Garde (lo que va por delante, en francés) estas tendencias inician una frenética búsqueda de lo espiritual, lo exótico y lo misterioso surgiendo los -ismos: impresionismo, cubismo, dadaísmo etc...

Es ahí donde el flamenco de principios del siglo XX llama la atención a intelectuales y artistas españoles, muy especialmente de la Generación del 27 con Federico García Lorca a la cabeza. Manuel Torre o La Niña de los Peines se convierten en esa fuente de misterio capaz de erigirse en fuente de inspiración para los artistas de la época.

Tercera toma: la exposición del espectáculo haciendo un guiño a la estética del cine mundo

   Una vez contextualizada toda esta vibrante época el equipo de producción se percató de la vital importancia que tuvo en ella la aparición del gramófono y el cinematógrafo. De ahí el sugerente título del espectáculo ya que dichas obras se grabaron en discos de pizarra a 78 “revoluciones” por minuto.

   Y mientras las placas giraban en las antiguas gramolas nuestros abuelos disfrutaban en las salas del cine mudo. Esta es la razón del guiño del espectáculo a la estética del cine de la época para hacerla su hilo conductor; el espectador de “Revoluciones 78 por minuto” cree estar visionando una película de cinematógrafo de inicios del siglo pasado.

   Y un paso más allá: significativos actores y actrices de la época como Charles Chaplin, Clara Bow, Harold Lloyd o Laurel y Hardy son objetos de unos ocurrentes gags entre las apariciones de los cantaores con los que cuenta el espectáculo entre lo divertido y lo increíble de ver a Chaplin ejecutando el famoso “Baile de los panecillos” por bulerías; a Harold Lloyds debatiéndose con las agujas del reloj del Safety a golpe de martinetes o a Laurel y Hardy bailando por tangos en el Lejano Oeste.

Era la misma época y por esta coincidencia histórica incluso las indumentarias eran parecidas según la moda de entonces; basta ver el “look” de Chaplin con su bombín y bastoncillo y el de Don Antonio Chacón para mayor prueba de cuanto decimos.

   - 2. El espectáculo “Revoluciones 78 por minuto”:

Hasta aquí se ha mostrado la parte más intelectual del espectáculo que hemos procurado en todo momento que sea inteligible para todos los públicos. Nos interesa realmente que el espectador se lleve en su sentidos y su memoria un buen ramillete de esas obras que llamamos imprescindibles del arte flamenco y tenga de paso una panorámica general de las mismas concretada en tres universos distintos pero complementarios.

Para reforzar el aspecto didáctico la interpretación de cada uno de estos cantes se identifican en pantalla con unas carteras de cine mudo con fotografía del intérprete, una breve descripción de la obra y el estilo, la fecha de grabación y un ligero toque poético que describe al artista. Viene a ser parecido a las descripciones de las obras que se reproducían en las salas de audición de principios de siglos pasado.

Los tres universos reseñados son:

   a) el cante andaluz representado en la malagueña de Don Antonio Chacón; el fandango personal de “El Carbonerillo” y las alegrías de Cádiz de Aurelio Sellés que interpreta Ezequiel Benítez.

   b) el matiz de la gitanería andaluza en la debla, toná y martinete de Tomás Pavón; la siguiriya de Manuel Torre y la soleá de Juan Mojama que interpreta Antonio Peña Carpio “El Tolo”.

   c) el universo femenino y rítmico en los tangos de “La Niña de los Peines”, la bulería para escuchar de Isabelita de Jerez y las bulerías de Luisa “La Pompi” que interpreta Melchora Ortega. Los tres acompañados a la guitarra por José Ignacio Franco y vestidos de época con sombreros y mantón (ella).

De esta forma el espectador visiona y escucha, con interpretación en directo de los artistas, en forma de calidoscopio las distintas estéticas de algunas de estas joyas imprescindibles del arte flamenco de todos los tiempos. Sin duda una lección inolvidable contada de manera didáctica y al tiempo entretenida en un homenaje a los grandes maestros.

   -3. Puesta en escena e infraestructura:

Como quiera que el hilo conductor es el cine mundo y el baile está a cargo de Chaplin o Harold Lloyds se debe contar con un proyector de imágenes con salida de audio. Sin embargo todo se ha planteado para una gran limpieza escénica gracias a la sencillez: set central con dos sillas / una calle horizontal de luz con tres puntos en cenital / y un perchero. Así mismo el riders de sonido es bastante sencillo y a alcance de cualquier espacio escénico. 

ESTRENO REVOLUCIONES 78 POR MINUTO. SALA BBK - MELCHORA ORTEGA

ESTRENO REVOLUCIONES 78 POR MINUTO. SALA BBK - EZEQUIEL BENITEZ

Copyright © 2015. Todos los derechos reservados. Designed by "PRODUCCIONES DE FLAMENCO SAMPEDRO S.L.", JUAN SAMPEDRO

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now